Salud Salud
Blog del Exito

 

ene
02


Te resumimos las excusas más típicas y utilizadas a la hora de dejar las cosas para más adelante. Vamos a analizar lo que hay detrás de cada excusa y abrir la puerta a la reflexión para ver si podemos dejar de racionalizar el hecho de posponer las tareas y darnos oportunidad de elegir hacer lo que realmente nos conviene.

 

dejar las cosas para mas adelante

¿Cuántas veces nos hemos dicho “Cuando empiece el año me pongo a ello”?

Lo haré cuando…

¿Suena familiar? Creo que todos hemos caído alguna vez en esta excusa. Algunos ejemplos pueden ser:

Empiezo

… mañana

…el lunes

… después de las vacaciones

… el 1 de enero

… después de las fiestas o de mi cumpleaños

 

Otras variantes:

… cuando organice todos estos correos

… cuando arregle los armarios

… cuando acabe con todas estas llamadas

… cuando pase este pico de trabajo, etc.

 

Esta es la dilación, así de simple, no queremos hacer las tareas difíciles que realmente deberíamos estar haciendo, y posponemos las cosas poniéndonos excusas y haciendo “sólo una cosa más” – Esto a menudo termina siendo una de las excusas más frecuentes para dejar las cosas para más tarde.

 

Realmente no necesito hacerlo ahora mismo

Esta es la madre de todas las excusas de la dilación. No tenemos que hacerlo, a pesar de que se podría sufrir a la larga si no hacemos lo que ahora no nos apetece ¿Verdad?

Cuando nos ponemos esta excusa, lo que realmente estamos diciendo es: “No quiero hacer esto, y estoy esperando a que misteriosamente se pase, o que de repente me sienta motivado para hacerlo realmente”. Muchos de nosotros usamos esta excusa a sabiendas de que estamos posponiendo algo. Otras formas de usar esta excusa son: “Hay un montón de tiempo” y “siempre puedo hacerlo mañana.”

 

Ahora no es el momento adecuado

Bueno, a veces, realmente no es el momento adecuado. Si quieres aprender a hacer surf y es pleno invierno, quizás debas esperar hasta el verano. Aunque la mayoría de las veces, sin embargo es sólo una excusa que se usa, ya que nunca será el momento adecuado.

Decir que no es el momento adecuado es sólo una forma de racionalizar por qué no comenzamos el camino hacia en nuestras metas y sueños. Culpamos a la situación – aunque si estuviéramos lo suficientemente motivados, podríamos hacer de este momento el momento adecuado.

Si esperas a que el momento para absolutamente cualquier cosa, sea el idóneo, nunca estarás listo para comenzar

 

No es realmente tan importante

Nuestras metas y sueños o nos importan realmente o no. Mucha gente comienza el camino hacia su sueño, uno realmente importante para ellos,  y en un momento determinado se atascan. Llegan a un punto que es difícil avanzar o superar y se acaban atascando. Con el tiempo, tal vez por miedo al fracaso, tal vez la pereza, o simplemente por tener que realizar tareas desagradables, racionalizan que sus objetivos no eran realmente tan importantes para ellos o que ya no desean tanto eso con lo que soñaban y acaban por abandonar. Plantéate cuando llegues a un puente difícil de cruzar y pienses en abandonar si son tus miedos los que están hablando o si realmente ya no es importante para ti conseguir ese objetivo. Piensa, si estuviera seguro de poder cruzar este puente ¿Seguiría adelante?

 

No tengo suficiente información para comenzar

A menudo, el recopilar información o formarse para algo es más que necesario y una buena idea, el problema viene cuando nos paralizamos en este punto acumulando libros que leer, cursos que hacer, información que obtener y aprender… pero no aplicamos nada mientras tanto. Imaginemos que queremos convertirnos en profesor de patinaje, pero antes nos apuntamos al curso de patinaje para formadores, luego compramos libros de didáctica, luego buscamos juegos para aprende a patinar, luego queremos informarnos en Internet sobre como tratar con grupos de niños y luego sabemos que necesitamos mejorar nuestra comunicación y queremos apuntarnos a un seminario para hablar en público… Llega un momento que incluso no estamos aprendiendo nada nuevo o útil para nuestro objetivo, pero aun así continuamos leyendo y leyendo. Aquí hay que preguntarse ¿Qué es lo que ya puedo poner en práctica de todo lo que he aprendido? ¿Por qué no he comenzado ya a hacer algo de lo aprendido? Quizás tu objetivo ahora empieza a parecer difícil, o no estás seguro de qué hacer. Empezaste con una planificación y unos hitos, ¡bien hecho! pero con el tiempo, has de plantearte si se ha convertido en la excusa perfecta de por qué no empezar.

La recopilación de información de esta manera, sin aplicar nada de lo aprendido es sencillamente entretenimiento disfrazado de planificación.

 

Ha surgido algo que no puedo dejar de lado

A veces esto es una razón legítima. Sin embargo, muchas otras, esto es sólo una excusa que usamos cuando hemos llegado quizás a un punto en el querremos dejar fácilmente el proyecto en un segundo plano, tal vez incluso indefinidamente.

Recuerda que las personas que consiguen lo que se proponen no se dan el lujo de dejar las cosas a medias, de dejarlas en segundo plano y no retomarlas lo antes posible. Si algo ineludible se presenta, soluciónalo y vuelve inmediatamente a retomar el camino que te llevará a tu meta.

 

Tengo demasiadas cosas que hacer ahora

Aunque ciertamente tengamos mucho que hacer, no deberíamos caer en esta excusa ya que  por regla general, no vayas a tener más tiempo en el futuro. Si tienes mucho que hacer en este momento, probablemente seguirás teniendo mucho que hacer más adelante, y de hecho es probable es que el próximo año estés aún más ocupado de lo que estás hoy.

En estos casos de lo que se trata es de priorizar y organizar bien el tiempo del que disponemos. Puedes comenzar por preguntarte: de las cosas que haces actualmente ¿Cuáles son menos importantes para ti que el objetivo que te propones o las metas que te gustaría lograr? Atento a si el miedo a un posible fracaso te está haciendo utilizar el cúmulo de actividades menos importantes como excusa para no emprender el camino hacia tus sueños.

 

Estos son sólo un puñado de las excusas más comunes para dejar las cosas para más tarde. Queríamos poner el acento en ellas para hacerte reflexionar en el caso de que te estuvieras poniendo alguna de ellas.

Seguro que se te ocurren, o has oído otras tantas ¿Te gustaría añadir alguna más?

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

Copyright © - Adictos al éxito 2012 - All Rights Reserved.