Salud Salud
Blog del Exito

 

nov
30


La creatividad es una capacidad que siempre ha sido admirada por el ser humano. Muchas son las mentes creativas de la Historia que se nos vienen a la cabeza: Leonardo Da Vinci, Thomas Edison, Salvador Dalí… han sido genios a los que se les asocia esa gran capacidad para imaginar y crear. Pero muy pocos son los que piensan que pueden llegar a ser creativos.  Crear significa crecer, y todos somos capaces de crecer como personas.

Si bien es cierto que la creatividad precisa del elemento de la espontaneidad, es posible entrenar nuestra mente para desarrollar nuestra capacidad creativa. Las bases para la creatividad son nuestro propio conocimiento y nuestra experiencia, al fin y al cabo eso es lo que diferencia a cada individuo, y es lo que se debe aprovechar. Todos tenemos esa habilidad latente, sólo hay que saber desarrollarla.

Es posible que la rutina diaria y la vida que llevamos nos hayan hecho acomodarnos demasiado y nos hayamos estancado. El primer paso no consiste más que en cambiar esa mentalidad cómoda y comenzar a introducir cambios en nuestra vida. Aprender a ser innovador en la vida personal nos ayudará a asumir ese comportamiento para llegar a ser creativos en los demás ámbitos de nuestra vida.

¿Cómo empezar?

  • Tenemos que empezar a fijarnos en las cosas que antes nos pasaban desapercibidas. Ser curiosos y observadores y abrir nuestra mente a nuevas posibilidades, ser conscientes de que no existe un solo camino para hacer las cosas. Escuchar a los demás, conocer, y en definitiva, empaparnos de todos aquellos estímulos que nos rodean, ya que cualquiera de estas cosas nos crea un conocimiento y una experiencia nuevos. Por otra parte, puedes ayudarte escuchando música que te inspire, leyendo sobre temas que te interesen…
  • Es imprescindible tener autoestima, ya que sin ella jamás conseguiremos el éxito. Para ser creativos debemos mentalizarnos de que podemos ser los mejores y conseguir lo que nos propongamos.
  • Por otra parte, existen técnicas para fomentar el pensamiento creativo. El brainstorming o tormenta de ideas, por ejemplo, consiste en escribir cualquier idea que nos surja. Por muy descabelladas que parezcan, esas ideas luego pueden desarrollarse dando pie a un producto genial.

Y sobre todo, arriésgate y no te estanques. “El secreto de la genialidad es el de conservar el espíritu del niño hasta la vejez, lo cual quiere decir nunca perder el entusiasmo” (Aldous Huxley).

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

Copyright © - Adictos al éxito 2012 - All Rights Reserved.